domingo, 19 de noviembre de 2006

Lo que te perdiste

Te perdiste el amor más bueno, el que ante todo ofrece amistad, y de ahí para adelante lo que se te fuera ocurriendo; te perdiste una buena compañía para hacer nada y disfrutarlo; un futuro juntos (que durara una hora, un día, o miles de años) llenándose con la historia del pasado que vivimos el uno sin el otro; el firme propósito de superarlo todo, mis manías y las tuyas; mi pecho levantado del orgullo que solo, te haría brillar; la fuerza para no dejarte caer nunca; la felicidad que no de pende de ti; el amor de los amigos que me aman, que te hubieran amado, que ahora te detestan.

Te perdiste mi visita de cinco días que le hubieran devuelto la vida a los 365 días de tu siguiente año; un fin de semana en una hamaca viendo llover afuera mientras mi cuerpo no necesita desnudarse más para cubrirte de calor; habrías podido dormir los dos días que lo hiciste, pero conmigo de ángel guardián de tu sueños para luego despertar y encontrarte con mis ojos que no te quitan la paz, que te dan la mano para volver a la realidad sin perder el alma; te perdiste una danza de mi cuerpo por cada canción que tocaras; miles de noches hasta las cuatro de la mañana rodeado de la suerte que a mi me bendice siempre; el deseo de estar con vos para cambiar mi vida, la decisión de cambiar mi vida para estar con vos; las mil canciones de Juan Luis Guerra que te hubiera dedicado, y quién sabe, con el tiempo, tal vez una de Bunbury.

Te perdiste de ser mi esperanza, de sentir de nuevo esperanza; de muchos días de sol y bastantes más noches de amor; de mi piel; de mi cintura; de mi nostalgia cuando no estuvieras, de mi sonrisa de pastel cada vez que te volviera a ver; te perdiste de sentir el tiempo que quisieras lo que sentiste la primera vez que me viste; te perdiste de mí, me perdiste a mí que sé lo que me perdí cuando te perdí antes de haberte ganado; te perdiste de no querer que fuera así.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Desafortunadamente ganamos cuando otros voluntariamente desiden no seguir caminando asi sea de lejos a nuestro lado, pues bye, bye con el mismo amor que los trajo, para que lleguen otros que si se queden, que quieran compartir en libertad, que también te quieran dar, así que Anita salud otra vez por vos, por que los encantamientos si querés son preambulos a lo que sueñas y seguramente te mereces. Claudia Helena

cris dijo...

Se lo perdio y menos mal...ser cobarde es una decision para la vida entera! y tu no te mereces un cobarde...salga que ya lo vi, quemo la olla, mijito....

juanmosquera dijo...

tan de malitas. mientras algunos te pierden otros te ganamos. el show continúa y la fiesta siempre está por empezar. a esta oración vos le ponés devoción. que abra el cielo y llueva amor, mi amor. tu cintura merece ser merecida como el abrazo que viaja con vos

Anónimo dijo...

jajajajajajajajajajaja,
jajajajajajajajajajajaja,
jajajajajajajajajajajajaja,
esta bueno lo aquello de "lo detestamos"...
en todo caso como dijo Jodorowski, las mujeres que me han dejado siempre me han hecho el favor de alejarme de las mujeres que no me aman

Anónimo dijo...

bueno, tu entendiste lo anterior o no? jajajajaja, me vendi con la mala redacción, jajaja

Anónimo dijo...

quien perdió? ambos? porque todo lo que tenias para dar se queda ahí, esperando que llegue otro a recoger y acaparar todo lo eres.

Anónimo dijo...

Jajaja, lo mas triste es que quisieron hacerme réplica y publicaron tu escrito en su blog hace meses (con fuerte tendencia a mi dedicatoria) en burdo intento que pareció mas un plágio. Bueno no se puede pedir a los leones que coman forraje...

Ana Lucía dijo...

esta es una entrada muy vieja, tanto que se me borra quién es quién y yo casi nunca respondo comentarios, además es posible que no lo veas, pero a vos, que hiciste el comentario justo arriba de este en el que escribo, quisiera pedirte que me aclares porque no entiendo: qué es eso de que quisieron hacerte una réplica (¿a quién, es decir, quien sos vos?, ¿replica?) publicando es su blog mi escrito (supongo que mi escrito es esta entrada pero ¿quienes lo publicaron? ¿en cual "su" blog? ¿cuándo es hace meses?) con fuerte tendencia a tu dedicatoria (aquí si me perdí: ¿cuál dedicatoria tuya? ¿de quién? ¿dónde?) estás seguro de que no te equivocaste de blog al
hacer este comentario...